“La Ranita Cru-Cru” (IX)

❤❤❤❤❤❤❤❤❤

Ya se veía una gran luna pálida en el cielo cuando Paco, Catalina, Cru-Cru y  el conejo violeta, seguidos de petirrojos y florecillas, formaron una larga y alegre fila de siluetas rumbo a la Ladera Roja.

La Ladera Roja era el lugar más alto de El Bosque Encantado. Toda ella estaba cubierta de una alfombra de amapolas que le daba ese color tan diferente… En lo alto, había un pino solitario muy,  muy anciano, grande y oscuro, con ramas que se mezclaban entre sí subiendo majestuosas hacia el cielo…

-“ Y, justo sobre el pino”- explicó un petirrojo a Cru-Cru – “descansa una nube blanca y esponjosa….Siempre está ahí, y creemos que ese es el camino más fácil para que vuelvas a casa con Carla… Sólo tienes que subir a lo alto del pino, saltar a la nube y,  desde allí,  saltar a tu mundo, ¡y ya está!”

Cru-Cru se paró en seco, con la boca abierta.

-“¿Y ya está? ¿Pero cómo voy a hacer eso?”

-“¡Pues saltando!!”

-“¡Pero eso es imposible! ¿Cómo voy a llegar a lo alto del árbol? ¿Cómo voy a saltar a una nube?”

-“¿Cómo llegaste aquí, Cru-Cru?”- preguntó el conejo violeta

-“¡Saltando!”- exclamó Chiribita- “Saltando y creyendo”- añadió con dulce voz.

Cru-Cru cerró la boca y siguió el camino. Tenían razón… Pero nunca había pensado en ello…

De pronto la fila se paró en seco…

-“¿Qué pasa?”- preguntó Cru-Cru

-“La Ladera… Está allí… Y una nube…”

-“¿MI nube?”

-“No… Es otra nube… Negra…”

-“Huy huy huy….”- murmuró Chiribita

-“¡¡Está empezando a llover!!”

-“¡¡Oh no!!!”- dijo Catalina moviendo sus alitas rápidamente.

– “¡¡Oh sí…Ya me estaba quedando seca…”-exclamó alegremente Cru-Cru…- “Un poquito de agua dulce para mi piel… Pero… No es dulce… ¡¡Es salada!!”

-“¡¡Ohhhh!!”

-“Nooooo…”

-“Huy huy huy….”

-“¡Chiribita! Calla ya!”

-“¿Pero qué pasa…?”-preguntó Cru-Cru mientras todos los animalillos de El Bosque Encantado se juntaban, se apretujaban y cuchicheaban con sonidos rápidos y entrecortados.

-“¡Ejem…!”- Catalina se adelantó!- “ No te hemos contado antes todo para que no te preocuparas, pero hay UNA cosa que puede terminar con nosotros….”

-“¿¿¿¿Y…????”

-“Esa cosa son las lágrimas inocentes de un niño… La lluvia salada puede… puede… ¡borrar nuestro mundo…!!!”- terminó la frase dejando caer las alitas con pesar.

-“¿Borrar vuestro mundo?”

-“Sí…Así,¡ pluf, pluf….Borrado!”- dijo el petirrojo un poco nervioso.

Cru-Cru abrió la boca, la cerró, la abrió otra vez.

-“¡Pero eso no puede ser!” -Cru-Cru ,al ver la cara que ponía el petirrojo, decidió pensar un poco en positivo – “ Quiero decir , ¿ qué podemos hacer?”

-“Tienes que volver al lado de Carla cuanto antes, para que ella deje de llorar… O nos borraremos poco a poco…”-explicó Catalina rápidamente.

-“¡Mirad el pino”- silbó Paco- “ Se le están borrando las ramitas más altas!!! Ya no toca a la nube blanca”- señaló con una de sus alas negras- “Lo mejor es que nos escondamos en la Cueva, y pensemos juntos qué hacer”

-“Huy huy huy….”

-“Chiribita, ¡que te calles!”- murmuró Cru-Cru corriendo detrás de los demás hacia una boca negra, negra, que se abría justo a los pies del viejo pino.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s