Jugando con Aliteraciones y Enumeraciones….

Aquí está mi último ejercicio para el taller literario Fuentetaja…Consta de dos partes con dos atmósferas muy diferentes…

I

Sol, calor, sopor..
Una sombra, un aliento, unas manos, un desgarro, un grito, un lamento…!
Miedo, frío, llanto..
Una pérdida, una angustia, una búsqueda, un hallazgo…
…Un desvarío al fin!…

II

Sofocaba la beata los suspiros de placer,

saboreando en silencio las sabias caricias,

las dulces palabras,

los tiernos requiebros….

.

Ya no tenía cuerpo, no sentía la carne, no fluía la sangre…

.

Ya era tan sólo un cántaro,

un cántaro de dulce aguamiel…

.

Por fin se derramaba, se desparramaba…¡amaba!

.

Perdióse beata

mas hallóse mujer…

Escribiendo Con Siete Palabras Prestadas….

Mi amiga Rosa me prestó sus palabras favoritas….Y aquí está el resultado de ello…

SOÑAR…Es bonito soñar,  libre de ataduras, de convencionalismos, de restricciones, de obligaciones…A mí me encanta soñar despierta…Soñar antes de dormir…Soñar nada más despertar… Soñar cocinando…C. confiesa que sueña mientras corre por el campo…Cosas simples, grandes empresas…Todo puede ser posible en esos momentos…

Puedo estar sentada en el jardín y, mientras escucho a los pájaros y las chicharras, transportarme en una nube a una exótica isla, donde el viento asfixiante del sur se convierte en suave brisa, donde mi proyecto de magnolio se transforma en flexible palmera, donde soy la dueña de un pequeño negocio de turismo rural, que es algo para lo que siempre he estado destinada, sin duda…

Puedo estar tumbada en la cama, a punto de quedarme dormida, y mirar desde allí las ESTRELLAS a través de la ventana abierta, disfrutando del calorcito del abrazo de C y del cuerpo de Sigh…Pensar qué haré mañana, prometer que no me enfadaré, que no criticaré a mis vecinas, que no fumaré….Y derivar poco a poco en una especie de sopor que me traslade a través del tiempo y del espacio a mares lejanos, todos millonarios, aprendiendo a NAVEGAR, dejándonos mecer por la brisa y las olas, las pieles morenas con sabor a sal, pobre Sigh! Con lo que le gusta lamer!

Puedo estar frente a la pantalla del ordenador, pensando, pensando….Y, de pronto, olvidar la palabra que estaba intentando recordar, y encontrarme rodeada de cactus en el desierto de Arizona, o de indios en las planicies de Utah, y todo porque ayer estuvimos mirando viajes al Lejano Oeste…

Y lo que más, lo que más me gusta, es soñar dormida…Yo debo reconocer que sueño mucho, y recuerdo mucho también…Al menos dos o tres sueños cada noche…A veces me levanto agotada…He pasado toda la noche corriendo, escapando de malvados mandarines que me tenían prisionera en viejas PAGODAS, rescatando caballos de CENAGALES tan densos que parecían arenas movedizas, tirándome en paracaídas desde viejos aviones sobre la Francia Ocupada durante la Segunda Guerra Mundial…C. dice que tengo mucha imaginación, y que he visto demasiadas películas y leído demasiados libros…Pero yo creo que es una suerte, porque ¡resulta tan EMOCIONANTE y tan intenso! Es como poseer una doble vida, como disfrutar de ser Hyde y Jeckill en silencio, como tener la llave de un viejo secreto colgada de un DIJE que sólo tú mantienes contra tu piel, cerca del corazón…

Son Tan Sólo Diez Bonitas Palabras

Hola a todos…

Acabo de volver de vacaciones y tengo muchas cosas que contar pero, de momento, voy a empezar con algo sencillito y entretenido, que aún hace calorcito….

Este es un ejercicio que me han mandado hacer en un taller de literatura (con el “Blog de talleres de escritura Fuentetaja”)….Hemos tenido que escoger diez palabras que nos gustaran, no tanto por la grandeza de su significado como por su sonoridad o lo que nos sugieren, y realizar un pequeño texto si nos atrevíamos…

Estas son mis palabras :

Me gusta LIBÉLULA, mas no sé muy bien  por qué…

Me gusta MARIPOSA,  porque me suena a primavera y a poesía hecha prosa…

Me gusta RIACHUELO,  por su fácil rima con mochuelo….

Me gusta PARALELEPÍPEDO,  porque me parece obtusa y difícil de decir…

Me gusta PARAÍSO,  porque me suena cálido y bonito…

Me gusta FUEGO,  porque tiene “efe” de múltiples efectos y afectos…

Me gusta SUSPIRO,  porque puede ser de pesar o de placer…Y porque me encanta eso de que son “besos que nunca llegan a su destino”…

Me gusta EGIPTOLOGÍA,  porque me sugiere romanticismo ligado a historia…

Me gusta SUEÑO,  porque me encanta Calderón…

Y me gusta SAMARKANDA, porque me permite imaginar y recordar historias que, probablemente, nunca fueron…Salvo dentro de mí…

¿Te atreves a dejarme las tuyas?

20 horas: he salido al jardín y mira lo que me he encontrado!!!!

Y, Por Fin, La Primera Tormenta LLegó…

La nube flotaba  sobre su cabeza…

No era una nube grande, o muy oscura, o muy densa….

Pero él, que la conocía bien,

Podía percibirla  ahí,

Como una suave aureola…

Un malestar incierto,

Un fastidio  inquieto…

Una desazón que se iba transformando lentamente en melancolía….

.

El verano estaba acabando….

.

Durante todo el mes el cielo había sido azul..

Más azul que en casa…

El sol había brillado con fuerza,

Más cálido que en casa….

La menta, la salvia y el tomillo habían invadido el aire,

Con más fuerza que en casa…

.

No despreciaba su montaña,

Pero el mar…

Ah!, El mar…

Los había recibido de nuevo,

Sin reprocharles su larga ausencia…

Había abrazado sus cuerpos,

Había acunado sus sueños,

Sus días y sus noches,

Sus palabras y sus silencios…

.

Y ahora, todo aquello se iba alejando..

El agua, la arena, el sol, el sudor gozoso…

Pronto no serían más que tenues recuerdos,

Una nostalgia enterrada,

Silenciada tras nuevas rutinas y viejos hábitos…

Por eso ahora formaban la nube…

Era su forma de lamentarse,

De rebelarse ante sus últimos días de existencia…

.

Pero todo pasa….

Y la nube , y ella,  y él,  lo sabían…

Y él la ayudaba a destrabarse con delicadeza,

Y ella sentía el vacío tras la melancolía…

.

Y, por fín, un día,

La primera tormenta llegó….

Escucharon el trueno, retumbando desde la montaña…

Corrieron bajo la lluvia, sintiendo correr el agua en su piel,

En su pelo y entre sus manos enlazadas…

Les asustó el relámpago, que encendió sus miradas…

Y se dejaron agitar por el viento

Como los blancos álamos que les rodeaban…

.

Y de pronto el sol brilló

Y la lluvia casi cesó

Y un arcoíris cruzó el cielo sobre sus cabezas…

Y ella le miró

Y él le devolvió la mirada…

Y sin palabras comprendieron que ya había sitio para nuevos recuerdos,

Para nuevas rutinas,

Para nuevos hábitos…