Un Viejo Corazón…(I)

Buenos días a todos y todas aquellas que dedicaís al menos 5 minutos a leer mis posts…

Durante estos próximos días, me gustaría obtener vuestra fidelidad…Voy a publicar una pequeña obra por entregas..Serán pocas, no temáis…

Espero que os guste…Se admiten críticas, por supuesto….

UN VIEJO CORAZÓN

I.-Un día…

Tenía la cabeza sobre el pecho

y con los brazos rodeaba sus rodillas…

Tenía los ojos cerrados

y las manos entrelazadas…

Protegía su cuerpo, y con él,

su viejo corazón…

Sabía lo que iba a pasar….

Lo temía …

Lo deseaba…

Lo necesitaba…

Mucho tiempo ya desde la última vez…

Cerraba los ojos con fuerza…

Apretaba las manos con desesperación…

Pero su corazón se estaba despertando…

Y sus sienes respondían latiendo, latiendo…

Sufríría  ahora…

Porque no sabría sufrir después…

Temería antes…

Porque no podría vacilar durante…

Desgarraría en soledad los restos de su corazón

Porque no dudaría en negarlo más tarde…

Mas aquí,  y ahora

Sabía que necesitaba volver a amar,

Volver a sentir,

Volver a vivir…

¡Libertad para Confiar!

Hoy una amiga ha compartido por FB este  link:

Esto me ha hecho pensar…

A quién no le ha dicho alguna vez su madre, sus amigos, su esposo…”Pero ¿no te lo decía yo? No tenías que haberte fiado de él/ella…Si se veía de lejos…Qué inocente que eres…”

Sí… Cuando lo analizamos más tarde,  muchas veces una se pregunta qué es lo que le llevó a confiar en alguien o en algo…Pero claro, a posteriori, las cosas son más sencillas…Desde la distancia, desde el alejamiento, desde el extrañamiento, podemos reconocer aquí y allá pistas que deberían habernos puesto en guardia…Pero la vida es aquí y ahora, y no podemos pararnos a analizar nuestros sentimientos y nuestras emociones a cada momento…Eso no sería vivir…

Yo creo que hay que regatear con nuestra propia historia según nos va llegando..Nuestra perspectiva de lo que nos rodea puede depender de muchísimas cosas…

A veces nos fiamos de una  aparente actitud…

Puede que sea una pasota, o que esté cansada, o que esté simplemente expectante…

Otras veces, de una fama inmerecida…

¿Quién puede saber si nos está amenazando o simplemente está muerto de hambre?

Hasta las personas más terribles, como los animales, tienen momentos de ternura y debilidad…

¿Cómo no bajar la guardia ante estas escenas?

Hay que reconocer que otras veces nos dejamos llevar por la belleza y el oropel…

Y, gracias a Dios, muchas veces no nos dejamos engañar por una apariencia dura, seca y espinosa…

Y nos sorprende encontrar una luz que no esperábamos descubrir, y que nace del interior de los más humildes….

Por eso yo reivindico mi libertad de seguir fiándome de los demás, de seguir manejando mis propias impresiones, de dejarme turbar y desconcertar y amar lo que me apetezca en cada momento…

Y cuando tengo un momento de flaqueza, cuando el desaliento acecha, cuando me dan ganas de enviar a vender camándulas a todo el mundo…Entonces, busco los ojos de mi Sigh…

Y veo que a ella nunca se le ocurriría  pensar que falló por confiar….

El Sol de Poniente….

Aunque de lejos se le adivinaba alto, orgulloso, tiznado por el mar , el viento, el sol y la salitre, si uno se acercaba un poco, y miraba dentro muy dentro de sus ojos azules, se podía advertir algo que,  no hace mucho, no estaba allí…Era algo indefinido, más una sensación que algo real, físico…Daba la impresión de que una parte de él se había hecho más pequeña, de que una parte de él había sufrido tanto que ahora se agazapaba como una fierecilla atemorizada en su madriguera, ansiando y temiendo el momento en que tuviera que salir a la realidad que le rodeaba…Y el caso es que era necesario, porque había que respirar, había que comer, había que intentar vivir un poquito más…

Lo comprendió perfectamente el día en que tuvo a Jules entre sus grandes manos…Cuando le miró, ahí, tan chiquitito él, tan completito…Con sus uñitas y sus deditos en las manos y en los pies, con su naricilla, con su ombliguito…Con aquellos ojos que miraban y tal vez no distinguían, con aquella boquita que se contraía para significar tantas cosas que era increíble que tan sólo tuviera unas horas de vida!!!

Sabía que no había sido un buen padre, y le apenaba el no tener el tiempo suficiente para ser un buen abuelo, pero cuando sostuvo en silencio a Jules supo que su ciclo vital se había completado…No era su primer nieto, pero estaba seguro de que se trataba del último que conocería…Así que lo miró…Lo miró, lo admiró, lo sintió, lo olió…Y dio gracias por haber tenido el coraje de luchar unos meses más…

Ahora ya podía marchar… Su última mujer estaba en Bahamas, disfrutando del divorcio que casi había terminado con su fortuna…Sus hijos le comprendían y le apoyaban…Era una tontería fustigarse buscando reproches que nadie le echaba en cara…

Miró a todos en silencio, abrazó a todos en silencio, revolvió en silencio el cabello de Tom, secó en silencio una lágrima de Ethel, admiró en silencio una vez más al pequeño Jules que, ajeno a todo, mamaba feliz de la teta de Brie, y dejó esa habitación llena de vida y amor sin necesidad de mirar atrás, porque todo se lo llevaba con él.

Era la hora…Montó en su pequeño velero con todos sus recuerdos y se dispuso a emprender su último viaje, mientras el sol de Poniente ponía un reflejo dorado en el camino que le quedaba por delante…

Y, Por Fin, La Primera Tormenta LLegó…

La nube flotaba  sobre su cabeza…

No era una nube grande, o muy oscura, o muy densa….

Pero él, que la conocía bien,

Podía percibirla  ahí,

Como una suave aureola…

Un malestar incierto,

Un fastidio  inquieto…

Una desazón que se iba transformando lentamente en melancolía….

.

El verano estaba acabando….

.

Durante todo el mes el cielo había sido azul..

Más azul que en casa…

El sol había brillado con fuerza,

Más cálido que en casa….

La menta, la salvia y el tomillo habían invadido el aire,

Con más fuerza que en casa…

.

No despreciaba su montaña,

Pero el mar…

Ah!, El mar…

Los había recibido de nuevo,

Sin reprocharles su larga ausencia…

Había abrazado sus cuerpos,

Había acunado sus sueños,

Sus días y sus noches,

Sus palabras y sus silencios…

.

Y ahora, todo aquello se iba alejando..

El agua, la arena, el sol, el sudor gozoso…

Pronto no serían más que tenues recuerdos,

Una nostalgia enterrada,

Silenciada tras nuevas rutinas y viejos hábitos…

Por eso ahora formaban la nube…

Era su forma de lamentarse,

De rebelarse ante sus últimos días de existencia…

.

Pero todo pasa….

Y la nube , y ella,  y él,  lo sabían…

Y él la ayudaba a destrabarse con delicadeza,

Y ella sentía el vacío tras la melancolía…

.

Y, por fín, un día,

La primera tormenta llegó….

Escucharon el trueno, retumbando desde la montaña…

Corrieron bajo la lluvia, sintiendo correr el agua en su piel,

En su pelo y entre sus manos enlazadas…

Les asustó el relámpago, que encendió sus miradas…

Y se dejaron agitar por el viento

Como los blancos álamos que les rodeaban…

.

Y de pronto el sol brilló

Y la lluvia casi cesó

Y un arcoíris cruzó el cielo sobre sus cabezas…

Y ella le miró

Y él le devolvió la mirada…

Y sin palabras comprendieron que ya había sitio para nuevos recuerdos,

Para nuevas rutinas,

Para nuevos hábitos…

Hoy he aprendido a pararme un poco…

Una cita de Dickens dice que las cosas más bonitas de la vida son las sombras, que vienen y van, que cambian y desaparecen…

No sé…

…Muchas veces pasamos por la vida como sombras, como fantasmas que no dejan más que una leve impresión en el aire, en las calles solitarias, en las avenidas atestadas…

Calla Ancha_Leon

Inmersos en una vorágine sobre la que en muchas ocasiones no tenemos ningún control, corremos de un lado para otro intentando sacar lo máximo de cada momento…Y olvidamos mirar a nuestro alrededor.

Una de las cosas que he aprendido viviendo en el campo es que, a veces, es bueno pararse un poco…Parar y escuchar…Parar y encontrarse frente a un momento único que, de otra forma, habría pasado desapercibido…

Las cosas bellas son efímeras…Y están ahí…Nos rodean sin ni siquiera esperar ser descubiertas o admiradas…

Una flor salvaje a la orilla del río…

Un halcón levantando el vuelo cuando nota tu presencia…

La primera rosa del jardín…

La próxima vez que pasemos por la plaza con prisa por llegar a ninguna parte, encogido el cuerpo por el frio y la humedad, no sería mala idea girar la cabeza y descubrir que la vida se hace también un hueco entre las aceras y el asfalto,,,,

…Admirar las piedras centenarias que nos observan con la calma y la serenidad que dan el saber que ellas llegaron antes que nosotros y ahí se quedarán cuando no seamos más que polvo y recuerdo…

La próxima vez que salgamos de casa no olvidemos mirar al cielo…Tal vez encontremos una luna llena…Una luna llena de promesas…

Buenas noches….

Un Momento Mágico…

A veces, algunos días, uno se levanta triste…Por nada en concreto, por todo en general…De pronto, una nube se instala sobre tu cabeza y no puedes hacer nada más que sentir cómo te va envolviendo lentamente…Es como cuando vas al monte y ves la niebla enfrente de ti, y de pronto ahí estás, en medio, nada por delante, nada por detrás…Sólo tú y la niebla…Sólo tú y una melancolía indefinida e intangible que no sabes muy bien a qué responde…

El caso es que te encuentras deseando que todo fuera como antes…Deseando que aparezca el sol, como siempre, y que vuelva a iluminar tu vida con su luz brillante y cegadora…

Es normal, pero puede ser un error…

Cuando sólo hay luz alrededor nuestro podemos perder perspectiva…

Podemos no apreciar bien los colores, las formas, los volúmenes…

Podemos olvidar que todo exige un esfuerzo, una voluntad, un trabajo…

Podemos olvidar que existe la Noche, que es la otra mitad de la Vida,..

Y podemos no darnos cuenta de que, muchas veces, es en la oscuridad donde se pueden dar los mayores milagros…

Cuando estuve viviendo en Palestina tuve la ocasión de visitar la Iglesia de la Natividad en Belén, y la Cueva donde se supone que nació Jesús…Siempre llena de gente, parecía a veces más un zoco que un lugar de recogimiento: turistas apresurados, colas infinitas, distintos curas de diversas religiones luchando por su pedacito de tiempo y de templo..

Un día de finales de Noviembre tuve suerte…No había prácticamente nadie en la Gruta y me quedé en una esquina…De  pronto entró un grupo de gente, muchos de ellos niños…Encendieron unas velas y comenzaron a rezar…Y el momento mágico se produjo…

Desaparecieron las risas, las prisas, el Tiempo mismo…Casi se podía palpar la presencia del Niño Jesús entre las titilantes lucecitas y las tenues vocecitas de los rezos…Fue la única vez…Pero me alegro de haber estado atenta…

No olvidemos nunca estar atentos, tanto a nuestras nubes como a las de los demás…

No olvidemos nunca que es en medio del dolor, de la tristeza, de la decepción…cuando una simple palabra, un simple gesto, una sincera sonrisa, son capaces de ensanchar más el corazón…

No olvidemos que hay Día, y también Noche…Que hay Sol…Y también Luna…Y que en esto consiste el ciclo de la vida…

“Tenía Un Corazón Artesano…”

El sábado pasado entrevistaron a Miguel Póveda en RNE….Yo iba en el coche, charlando con C, así que no estaba realmente prestando mucha atención….Hasta que, de pronto, dijo algo que me impresionó: le habían preguntado por su padre y dijo: ” Tenía un corazón artesano…” Y lo explicó…Y me pareció absolutamente genial cómo había sido capaz de resumir  en tan sólo una palabra un gran ideal….

Un corazón artesano…

Hoy en día, ¿cómo son nuestras relaciones con los demás?

Nuestro mundo es en muchas ocasiones una vorágine de la que somos prisioneros. Dudas, complejos, egoísmos…Se alían con las prisas y la superficialidad…Preferimos los amigos de las redes sociales a los amigos de verdad, que exigen tiempo, mimo y cuidado…Que exigen sentarse enfrente del otro…Que exigen no oir, sino escuchar….Que nos obligan a apoyar, criticar, reir, llorar, consolar, abrazar, respetar…Que nos obligan a verles como seres genuinos e individuales, diferenciados de los demás….

Las personas no son como una cadena de montaje…Las personas no son como las botellas, como los tornillos, como las partes de un coche…Pumba, pumba…Ahora llegan, ahora se acoplan a nosotros, ahora se van, ahora nos olvidamos porque llega una nueva pieza…

Las personas nos suponen un esfuerzo, un esfuerzo difícil porque es íntimo y solitario…Ante cada una de ellas, y en cada nueva oportunidad que nos ofrecen,  debemos pensar qué camino tomar, cómo acercarnos, cómo alejarnos, cómo solucionar, cómo dejar estar, cómo perdonar, cómo amar…Incluso cómo odiar…

¿No es así como trabajan los artesanos? ¿Poniendo un sello personal y diferenciado en cada pieza que realizan? ¿Esforzándose por encontrar el alma de cada trozo de madera, yeso, barro, cobre que tienen entre sus manos…?

Un corazón artesano se acerca a quien encuentra en su camino de una forma individual y exclusiva. Cada nuevo encuentro es un descubrimiento para él, y para el otro, que es consciente de su singularidad …

Un corazón artesano es capaz de descubrir y valorar los pequeños tesoros que todos guardamos muy dentro de nosotros…

Un corazón artesano es el que nos quiere por lo que somos, no por lo que tenemos o lo que pretendemos parecer…Y, así, nos ayuda a querernos a nosotros mismos, que con él no necesitamos acorazarnos tras poses o palabras vanas…

Un corazón artesano es grande….Y nos ayuda a crecer…

Escarbemos un poquito en nuestro corazón…Y en nuestra voluntad…Y tal vez un día oigamos que alguien dice que lo que más le gusta de nosotros es que tenemos un corazón artesano…Y tal vez una sonrisa se dibuje en nuestros labios recordando estas palabras…

Mi Mamá Me Mima….

Este fin de semana he estado releyendo a Paul Auster y a Paulo Coelho, y he visto unas fotos de Steve McCurry…Total, que he entrado en una depresión profunda, porque me ha dado un ataque de pudor tremendo…Se me han quitado las ganas de escribir o de fotografíar nada, porque ellos son verdaderos virtuosos…

Así que he estado pensando, pensando….¿Tendría que seguir intentando escribir o debería dejarlo? ¿Cómo puedo ser capaz siquiera de pensar que lo que cuento puede interesar a alguien? Con todos los grandes artistas que hay en el mundo, ¿qué espero aportar yo, si es que hay algo que puedo aportar? ¿Para qué me voy a molestar en compartir mis pensamientos o mis fotografías con nadie?

Y he seguido pensando….Y he llegado a la conclusión de que hay muchos factores que influyen en que lo que uno hace guste a los demás…

Por ejemplo, muchas veces no es sólo cómo se escriben las cosas, sino qué se cuenta, con qué intención se cuenta, en qué momento nos encuentra el  lector…

En general, a todos nos gustan  las grandes historias, los viajes lejanos…Pero a veces nos llega mucho más un diálogo interior de una persona de nuestra edad sentada en un baño que se enfrenta a ­ una gran disyuntiva en su vida…

En muchas ocasiones nos apetece viajar con un buen libro, con una bonita frase, con una gran fotografía de algún lugar exótico que sólo conocemos por los documentales de la televisión,,,Y en otras lo que necesitamos es sentir la empatía de alguien desconocido, o no, ese día que no sabemos por qué nos hemos levantado un poco tristes, ….Necesitamos saber que no somos los únicos a los que nos duele el cuerpo y el alma, que no somos los únicos que nos sentimos apesadumbrados por los problemas de la subsistencia del día a día…

Y de ahí, he llegado a las Madres, ahora que el día de la Madre se encuentra tan cerca….

….Recordad cuando los niños eran pequeños…Ese primer día en que vuestros hijos llegaron con toda la ilusión del mundo con un dibujo “horripilante” vuestro, donde aparecíais con un cuerpecito pequeño, unas piernitas  y unos bracitos largos,  largos y flacos, una cabecita pequeña y una GRAN sonrisa en la boca, todo con muchos colores…¿No es verdad que se os hinchó el corazón de alegría y orgullo y les dijisteis con gran satisfacción que el dibujo era PRECIOSO, y que eran unos GRANDES ARTISTAS?

O cuando os entregaron emocionados la redacción que habían hecho en el colegio “Mi mamá es para mí……”¿No es verdad que la leísteis en voz bajita, absorbiendo no solo las palabras, sino también el esfuerzo y el sentimiento que anidaban detrás, y se la devolvisteis asegurándoles que era la cosa más bonita que habíais leído nunca?

¡Y no mentíais en ninguna de las dos ocasiones…! Y aunque ellos estaban muy lejos de parecerse a Cervantes o a Goya, lográsteis que se dieran media vuelta con una sonrisa en los labios y en el corazón, seguros de ser los más grandes, los mejores artistas, los números uno del mundo mundial….No se plantearon si los otros niños habían hecho un dibujo más bonito, o una redacción más emotiva, porque ellos lo habían hecho con todo su sentimiento, con todo su amor, y se habían entregado a ello con toda la devoción de la que eran capaces…Para haceros felices…Y habían recibido su recompensa!!!!

Y ahí está el secreto, creo yo, de todo creador: entregarse a ello con sinceridad, con todas las fuerzas, con sentimiento, evitando las vanidades y fatuas presunciones. …Y tener claro que lo que se busca es que, a alguien, en algún momento, lo que hacemos le llegue al corazón, aunque no sea un soneto de Lope de Vega ni una pintura de Cezanne…

Por todo esto he decidido que ¿pudor? Sí, por supuesto..Pero una vez fui niña, y tengo guardados en un rincón de mi corazón esa alegría, esos besos y esas sonrisas de mi madre cuando le enseñaba mis redacciones y mis dibujos horribles…

Así que, de momento, aquí voy a seguir, esperando con ilusión que llegue el día en que sonriáis vosotros, os emocionéis, tal vez os sintáis algo menos solos,…

..Y penséis un poquito en todo esto cuando alguien se acerque a vosotros con algo hecho con todo el amor del mundo, con toda la inocencia del mundo, con toda la seguridad que da el saber que “..Mi mamá me mima…”…

Dedicado a mi madre…

…Y a  las demás madres del mundo

No Hay Que Pensar Demasiado….

Hoy hemos ido de paseo por los huertos…

Como en muchos otros pueblos, hay varias zonas que están divididas en pequeñas parcelas que salen a sorteo todos los años…Si te toca una, pagas una módica cantidad (35 €) y te tienes que hacer responsable de su mantenimiento y cuidado…

Estos días pasados los afortunados han estado limpiando las malas hierbas, desbrozando, roturando y sembrando…Algunos lo han hecho a mano, como en los viejos días, y otros han utilizado pequeños tractores…Forma parte del ciclo natural de la vida y, como tal, así es reconocido no sólo por los lugareños, que se juntan a charlar mientras miran a los familiares y amigos trabajar,  sino también por las cigüeñas del lugar, que permanecen impasibles mientras los tractores arañan la tierra..Saben  que se van a beneficiar de los pequeños gusanitos y restos que aparecerán tras el trabajo de las máquinas …

Hoy hemos visto a un hombre muy mayor llegando en bici . Ha bajado con dificultad, la ha aparcado en el ribazo, se ha adentrado en uno de los huertos con un par de bolsas, y se ha sentado en un viejo bidón…Estaba de espaldas a nosotras, sólo, con la espalda ligeramente encorvada, mirando al frente….Y yo me he preguntado…¿Qué estará pensando?

… Tal vez está observando satisfecho que ya ha terminado de plantar las lechuguitas y las cebolletas… Tal vez ha descubierto que los pájaros han estado picoteando la zona de las semillas, y piensa que tiene que coger un viejo DVD de su nieto…, aunque podría arreglarse con una botella de plástico de coca cola y colocarla encima de un palo en mitad del huerto….

…Tal vez simplemente ha dejado su mente vagar y saltar de un tema a otro, de un amor a otro, de un hijo a unos nietos, de unos amigos ausentes a otros todavía presentes…..

…Tal vez no se trata de nada de eso, y está simplemente mirando la tierra, mirando, mirando, hasta que los ojos se le sequen y tenga que parpadear , y entonces mirará el camino o el árbol de enfrente, y solo soy yo, que no tengo huerto ni estoy sentada absorta, la que ha pensado todo eso por él…

¿No os ha pasado eso muchas veces? ¿Qué pensáis que los demás están inmersos en sus cosas cuando la realidad es que no están pensando en nada?¿Qué os preocupáis por cosas que aún no han sucedido ni tienen por qué suceder?¿Que penáis por problemas que estáis seguros que padecen las personas a las que queréis sin ni siquiera saber a ciencia cierta si es verdad vuestra suposición o no? ¿Qué os enredáis en mil pensamientos circulares que os impiden avanzar y  disfrutar del momento?

Pensando (¡otra vez!) en ello he seguido andando y me he fijado en  Sigh, delante de mí. Ultimamente siempre vamos por el mismo camino, pero ella va, y viene, y olisquea por aquí, y por allá…“Oh! Mira, una hierba nueva…”Oh, pero qué tenemos aquí, otras hierbitas, y…¡vaya! ¿qué olor es éste que me llega desde la derecha?….Uhhmmmm, por aquí ha pasado un gatito, dónde estará ahora, a ver, vamos a dar vueltas, vueltas…No, se pierde el olor…¡Oh,,,pero mira,,,,el palito de ayer,,,mmmm, qué rico…!..”.Y coge el palito y sale más feliz que una perdiz, saltando como un caballito, y mirando cada poco hacia atrás, para asegurarse de que su ama no se ha perdido por los recovecos de su mundo imaginario…¡Y todos los días igual! ¡Como si fuera la primera vez!Ella saborea el camino, lo vive plenamente, lo disfruta…Y, a su manera, intenta que yo la siga, y comparta su felicidad por las hierbitas, por los palitos, por los gatitos, por ese tren que se oye a lo lejos….¡Y a fe mía que lo consigue!…Y sólo es un animal, un ser vivo que según dicen no tiene alma,…

….Y yo me pregunto: con toda nuestra alma, nuestro raciocinio, nuestra inteligencia….¿Cuántas veces hemos sido capaz de disfrutar tan sólo del camino? ¿Y cuántas veces nos hemos molestado en mirar hacia atrás para ver si nuestro compañero seguía nuestra senda?¿Cuántas veces nos hemos parado, le hemos esperado y le hemos ofrecido nuestra mano…? Porque nosotros, además, tenemos manos…Manos, corazón y voluntad…Para poder disfrutar con lo que, en cada momento, nos ofrece la vida que, sea mucho o poco, lo es todo para nosotros en ese momento!!!!

Dedicado a Mª Jesús

La Culpa Fue del Cha Cha Chá….

Reflections of the PastBueno…La culpa del nacimiento de este blog no fue realmente del Cha Cha Chá, sino de la génesis de esta foto, que surgió como respuesta a un texto de  Julio Llamazares.

En ella, el Viajero, una sombra en segundo plano, se asoma a una Realidad que ya no es tal, sino un reflejo de lo que fue: algo bonito, deseado, envidiado tal vez, pero ya desaparecido….Y es por eso que el Viajero, al final, se convierte en una presencia más auténtica que aquello que creemos ver y tocar…

Fue entonces, al explicar la obra, cuando me di cuenta de que, acaso, me encontraba ante una alegoría de mi propia vida….Viajes, aventuras, amor, diversión….Sueños rotos, paro, aburrimiento….Nuevas ilusiones, nuevos retos, más amor, más viajes….Algún que otro pinchazo….

La vida es así….Y así hay que tomarla….Pero depende de nosotros que al final sea un reflejo o una entidad corpórea, pesada, auténtica….Real!

No es difícil encontrar herramientas que nos ayuden a sobrellevarla…Un poquito de filosofía oriental, un poquito de resignación cristiana, un poquito de esperanza, un poquito de apatía…. Añadiría también un poquito de amor, unas gotitas de amistad y fraternidad, y humor, mucho humor…

Así que aquí estamos….Dispuestos a pasar un buen momento juntos unos minutos al día….

…..Si queréis, claro está…..